La clave para una alimentación
sana está en elegir:

1) Por lo menos cinco raciones de frutas
y verduras.
2) Consumir en cada comida diversos
granos, de preferencia integrales
combinando cereales y leguminosas.
3) Incluir en cada comida una ración
moderada de productos animales, seleccionando los menos grasosos.
4) Consumir grasas vegetales como
almendras, nueces, aceites vegetales
y aguacate.
5) Aumentar la actividad física y caminar
30 minutos 4 o 5 veces por semana.

Nutrimentos: Se da este nombre a las sustancias
que el organismo obtiene mediante la alimentación y
que le sirven como combustibles.
© 2010,Productos Alimenticios La Moderna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.